Top Superior

TweetAdder ha muerto, ¿alternativas?

TweetAdder era una excelente herramienta, y lo sigue siendo, en su versión 3.0 que permanecerá activa hasta el 26 de mayo, momento en el que dejará de funcionar definitivamente. Actualmente ya no tiene soporte ni hay forma de descargarlo y ha sido sustituido por la versión 4.0 del programa. ¿Por qué tanto revuelo por una actualización? Pues porque TweetAdder 4.0 pierde la esencia de su predecesor, la eliminación del auto-follow.

Sí, hay muchos detractores de los autofollow, pero en mi opinión, tan válida como cualquier otra, era una herramienta muy útil, sobre todo para pymes que empiezan en el mundo de las redes sociales. En twitter hay 3 cosas básicas. Ofrecer contenido de interés, interactuar y tener una buena legión de seguidores. Con el número de seguidores mucho ojo, no todo vale, puedo tener 10.000 seguidores que si nadie interactúa conmigo o si soy español y ellos son todos chinos no me sirve de nada. Lo interesante es tener un público segmentado y con TweetAdder era algo fácil de lograr. ¿Qué podíamos hacer? Pues seguir a los followers de cuentas de nuestra competencia, trabajo sucio, sí, pero efectivo y teniendo esa opción disponible no vamos a estar quietos.

¿Qué ha ocurrido? Pues que TweetAdder, al igual que antes TweetAttacks, es un programa que incumple algunos criterios de los términos y condiciones impuestos por Twitter, y aunque nos venga muy bien, al final por temas legales acaban pereciendo. Se han querido (o los han obligado) a adaptarse a los términos de Twitter y aunque han incorporado nuevas características se ha perdido el auto-follow, con el que podíamos seguir tranquilamente cientos de cuentas diariamente. Las alternativas parecen escasas:

Tweet Marketing Robot: con un coste de 300$ parece que no funciona mal, pero tampoco hay demasiadas opiniones fiables al respecto, desembolsar 300 dólares para que al cabo de un par de meses ocurra lo mismo que con TweetAdder no hace ninguna gracia.

TweetSpice: es una opción más económica, 97$ cuesta, pero por lo visto tiene muchos fallos, es necesario abrir una instancia del programa por cuenta y los usuarios no están del todo convencidos.

¿Conocéis alguna otra alternativa? ¿Apostáis por una de estas dos opciones?

Si te ha gustado, comparte.

Comentarios cerrados