Top Superior

Simplificación de trámites aduaneros en Canarias. La gran estafa canaria que no termina.

dua canarias t2lf

Siento ser duro con este titular, pero aquello que parecía que iba a ser un paso (de los muchos que hay que dar) para el funcionamiento del comercio electrónico en Canarias se queda en agua de borraja “gracias” a la burocracia existente. Ayer asistí a la jornada de la Cámara de Comercio de Gran Canaria sobre la “Simplificación de trámites aduaneros en Canarias”, a cargo de Luis Díaz de la Agencia Tributaria Estatal y Fabiola Tuya de la Agencia Tributaria Canaria, con el ánimo de conocer la realidad de los cambios que habían entrado en vigor el pasado 13 de enero y como consecuencia de lo recogido en el apéndice XVI de la Resolución del DUA 2014 (BOE 176 21-07-2014).

Ojo, mi punto de vista y preocupación, porque se de sobra que hay otros casos diferentes, es el de una empresa de comercio electrónico canaria que se montó en 2014, pagando sus impuestos y seguros sociales religiosamente y creada en base a la promesa del cambio de la situación del DUA en Canarias, que en principio iba a ser para verano de 2014 pero que se retrasó hasta enero de 2015. La idea de nuestro comercio electrónico (hablo en plural porque somos dos socios) era vender a cualquier parte, no solo a Canarias, pues sabemos de sobra que el mercado es demasiado reducido como para que sea rentable.

Empecemos con la jornada…  muchos coincidirán conmigo si estuvieron ahí que habrá sido la peor jornada o charla a la que han asistido en sus vidas, pues era tan pobre en información que un buen puñado de asistentes se fueron pasados los primeros 10 minutos. El principal ponente, Luis Díaz (Fabiola solo se limitó a contestar alguna pregunta como si los afectados fuéramos culpables de algo…) comenzó sembrado diciendo que en Canarias teníamos una “gran suerte las empresas de tener el IGIC“, suerte que no era igual para los asalariados como él. La verdad es que ahí ya solté una lagrimita, pues no íbamos a asistir a una charla impartida por un economista resolutivo sino por un burócrata con falta de empatía y poca idea sobre cuál es la fuente de un salario.

A lo que íbamos, los ponentes explicaron brevemente las novedades que todos los allí presentes ya conocíamos de antemano, pues es una problemática que nos afecta y estamos informados en cuanto permite la “transparencia” de la Agencia Tributaria. Esperábamos todos más información, pues aunque el 13 de enero entró en vigor la ley, nadie parece haberse dado por enterado. Los ponentes y la Cámara de Comercio organizaron la jornada por la mínima repercusión de esta “ventaja” en el último mes en Canarias, pues se seguían tramitando DUAs de exportación y no hablemos ya de las medidas para “facilitar” el comercio electrónico. Nadie liquidaba el DUA de importación en nombre de terceros. La pregunta de la Agencia Tributaria era “¿No se conocen las novedades o no están siendo útiles?”  Mi pregunta es “¿Han pensado siquiera en ponerse en el lugar de los empresarios canarios?”.

Bueno, como me lío voy a ir por partes. La jornada tenía 3 puntos que tocar:

1. El formulario simplificado de autodespacho. El sistema que ya existe desde hace un tiempo y que permite a particulares y empresas (los ponentes no lo tenían muy claro, pues se contradijeron en más de una ocasión) liquidar ellos mismos los impuestos en la importación. Perfecto. Un sistema que consiste en… y enlazo a una página que explica el tedioso trámite. La cuestión es que hace falta el número de declaración sumaria que Correos te cobra por darte y otras compañías privadas ni siquiera te dan, con lo cual te obligan a que sean ellos quienes actúen como agentes de aduana y te despachen el paquete. Mi pregunta aquí es… ¿es esto legal? Por lo demás el trámite de forma resumida consiste en acudir a la administración a que te generen un modelo que luego debes ir a pagar al banco para proceder a hacerlo llegar a la agencia de transportes y más tarde ir a recoger el paquete. Este proceso, perdónenme, pero solo lo puede hacer un desempleado sin cargas o un jubilado, porque al resto le resulta bastante engorroso.

2. Supresión del DUA. En este apartado simplemente nos dieron la explicación que ya sabíamos, no hay DUA de exportación para mercancías de menos de 3000€ o intercambios dentro de la misma empresa.

3. Medidas para facilitar el comercio electrónico. Aquí indicaron también todo aquello que venía en el BOE pero de manera resumida, por lo que el aporte fue nulo aunque pudimos sacar cosas en claro. El DUA de importación, si enviamos desde Canarias al exterior, se sigue teniendo que hacer, por lo que el procedimiento es el siguiente en el caso de tener un ecommerce en Canarias y vender a la península.

- En la factura tipo T2LF hay que cobrar IVA al cliente peninsular, indicar que es un suplido por IVA (pues realmente no le estamos cobrando el IVA en sí mismo) y que éste nos autoriza a liquidar el DUA de importación en su nombre.

- Proceder a realizar el envío, y en cuanto este se realice liquidar a través de un sistema bastante complicado (indicaron que se podía hacer a través de la web de la Agencia Tributaria rellenando 54 casillas) o a través de un agente de aduanas. Chapó por las facilidades. Luis comenta que los agentes de aduanas tienen programas informáticos que facilitan esta labor… ¡vaya!

Sin extenderme más sobre la breve charla, comenzó el turno de preguntas (y palos) a los ponentes. Aquí ya fue yéndose más gente, pues los ponentes a la primera queja ya contestaron que ellos eran “funcionarios que habían venido a explicar como funciona el sistema” y que por mucho que nos quejáramos, era lo que había, que la situación actual es mejor que la anterior y que nos podían escuchar pero no iba a servir de nada. ¡Pues que bien! Aprovechando mi momento al final, en el que fui muy comedido, aproveché para indicarle que todos los que estábamos ahí no teníamos fuerza ni forma de llegar a otra entidad superior que nos hiciera caso, así que a ellos como representantes de la Agencia Tributaria los veíamos como un nexo de unión entre el tejido empresarial afectado y el Gobierno de Canarias / Agencia Tributaria Canaria y Estatal.

Yo de verdad no se quien se chupa y se ha estado chupando todo el dinero procedente de los DUA hasta ahora además de agentes aduaneros y empresas de mensajería, pero lo que está claro es que las cantidades cobradas son una gran estafa, de verdad, una gran estafa de millones de euros a los ciudadanos canarios y nadie hace nada por cambiar esto, y a nadie le preocupa. Se jactan a decir que el comercio electrónico en Canarias es una realidad cuando la única realidad es que en igualdad de condiciones solo puedes vender en las propias islas, y a España con un procedimiento complicadísimo burocráticamente mediante el cual necesitas un agente de aduanas o investigar bastante sobre el tema (cosa que haré, porque no me queda otra, pero no creo que sea algo sencillo, pues rellenar 54 casillas por cada compra hecha a península, como se tarde más de 5 minutos en hacer eso ya perdemos dinero). Ya no hablemos de comerciar con el resto de la Unión Europea, esa a la que dicen que pertenecemos.

Se quejan del paro que hay en Canarias, y cuando el comercio electrónico ha servido de desahogo en muchas comunidades, aquí no sirve para nada. Para nada. Nadie monta un ecommerce para vender solo en su territorio. Esa no es la idea de las posibilidades de Internet. Nadie monta un comercio electrónico para tener que pagar a un agente de aduanas cuando al principio, obviamente, los gastos son muchos y siquiera sabes si vas a vender algo o no. Si tienes que contratar a un agente de aduanas o perder medio día en liquidar el DUA de importación en nombre de un cliente, el comercio electrónico pierde su funcionalidad. Internet es rapidez e inmediatez. Por si desde algún sitio no se han enterado de qué va esto. Los canarios solo queremos un sistema que nos equipare al resto de españoles, y poder pagar nuestros impuestos. Si nos obligan a irnos fuera para poder funcionar de forma efectiva, aquí no se generarán impuestos y el Gobierno de Canarias perderá dinero con ello.

Por si alguien requiere mi atención, si desde el Gobierno de Canarias necesitan una clase de economía básica o saber cómo funciona Internet y el dinero real que están perdiendo con toda esta burocracia, que me llamen, que yo voluntariamente me ofrezco para contarles todo esto de primera mano y ayudarles a echar una mano al empresario canario y no a ponérsela encima como hasta ahora han hecho.

Pero bueno… que tenemos IGIC, y ¡hace sol!, no se de qué nos quejamos los canarios.

PD: Si estás de acuerdo con lo aquí escrito y te gustaría que la situación cambiara te pido por favor compartas este artículo en tus redes sociales y hagamos un poco más de ruido, para al menos “molestar”.

Si te ha gustado, comparte.

3 Responses to Simplificación de trámites aduaneros en Canarias. La gran estafa canaria que no termina.

  1. ARISTIDES 13 marzo, 2015 at 13:07 #

    Excelente el articulo que refleja exactamente la realidad, lastima que no haya mas gente que se preocupe por estos problemas.

  2. rody 21 marzo, 2015 at 15:50 #

    Los caciques y oligarcas locales harán todo lo posible para que el comercio electrónico no triunfe en Canarias. De esta manera protegen sus mercancías y exprimen al pueblo canario obligándole a comprar según sus condiciones ya que evitan la competencia de Amazon y otras tiendas que venden desde fuera de Canarias. Los políticos, que son quienes tienen la capacidad de cambiar la normativa, no lo harán porque hay lobbies de caciques canarios que les dicen lo que deben legislar.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La realidad de las exportaciones desde Canarias via comercio electrónico | Jordi Aymar - 13 marzo, 2015

    […] 3 de marzo sobre la charla impartida en la Cámara de Comercio de Gran Canaria sobre la simplificación de los trámites aduaneros. Obviamente estaban molestos por mi trato hacia la Agencia Tributaria, pues entendieron que les […]