Top Superior

Que envidia me dan los listos

envidia de los listos

Esta no es una publicación de las que suelo hacer en esta blog, que he de decir que he tenido últimamente abandonado pero pretendo retomar con un poco más de asiduidad. Hoy no voy a hablar de marketing online, ni de negocios, ni de porqué en Canarias pagamos más en el supermercado. Hoy me permitiréis un break. Hoy quiero aprovechar esta bitácora para simplemente decir y gritar a los cuatro vientos ¡cuanta envidia siento de los listos!

Siento envidia de los listos que tienen la capacidad de juzgar a cualquiera con absoluta facilidad, sin conocer su historia, simplemente basándose en algunos hechos superficiales. No me siento ahora preparado yo para eso, y no creo que nunca lo esté, pero ni soy ni seré tan listo.

Siento envidia de los listos cuya opinión es sentencia, pues yo pongo siempre en duda todo lo que sé antes de dar cualquier cosa por hecha. Pero claro, es normal que ellos nunca se equivoquen y todas sus opiniones sean certezas, son más listos que los demás.

Siento envidia de los listos que siempre tienen un “lo sabía”, un “te avisé” o un “te lo dije” guardado en la manga, pues yo la verdad es que prácticamente nunca tengo la certeza de saber qué ocurrirá y si lo supiera quizás actuaría en consecuencia, o quizás no.

Siento envidia de los listos que lo saben todo, DE TODO, sin importar en lo que trabajen, lo que hayan estudiado o lo mucho o poco que lean, lo saben todo; y yo siempre sabiendo tan poco, siempre pensando que tengo que aprender muchísimo y que puedo aprender siempre de cualquier persona que encuentre en mi camino. Gracias que de vez en cuando algún listo me da lecciones sobre la vida ¡Qué envidia no ser tan listo!

Siento envidia de los listos que disciernen con absoluta facilidad entre el bien y el mal; a mi a veces me cuesta saber quienes son los buenos y quienes los malos, es más, en la mayoría de ocasiones creo que no hay buenos ni malos, sino formas diferentes de ver las cosas, intereses opuestos e historias más profundas.

Siento envidia de los listos que jamás dudan sobre lo que piensan, que siempre tienen la razón, en cualquier momento, en cualquier situación. Yo a veces cambio de opinión, conforme aprendo, conforme empatizo, siento que cerrarme a cualquier idea es algo enfermizo. Pero claro, no soy tan listo.

Siento envidia de los listos que no piensan demasiado antes de actuar, porque en muchas ocasiones esto les favorece, las cosas les salen bien sin importar a quien dañen o a quien pisen, porque lo saben todo ¡Qué vas a saber tú, tú no eres tan listo! A veces por estudiar los riesgos, calcular todas las posibilidades y dar demasiadas vueltas no consigo lo mismo que aquellos que arriesgan sin pensar. Ojo, sin pensar, no a sabiendas del riesgo de la apuesta. La vida también es azar. ¿Por qué no tuve yo la suerte de ser tan listo?

Siento envidia de los listos que se creen superiores, pues qué increíble debe ser sentirse así, ver todo desde ahí arriba y saber que eres una especie de ser superior, el siguiente eslabón de la especie humana. A ellos les gusta. A mi me turba. Pero claro… no tengo capacidad para entenderlo, no soy tan listo.

Siento envidia de los listos que saben cómo hay que ser, como hay que vestir, cómo hay que peinarse, cómo hay que hablar. Qué suerte tienen que saben tanto y pueden juzgar a los demás, incluso reírse de ellos. Y yo que hago lo que me apetece sin importarme ser juzgado, ojalá fuera tan listo e hiciera las cosas como se supone que deben hacerse.

Siento envidia de los listos que creen que han vivido más que tú porque han hecho esto o lo otro sin saber que la libertad de elegir hacer lo que uno desea es lo que impulsa el crecimiento personal.

Siento envidia de los listos.

No.

En realidad no siento ninguna envidia de los listos.

Si te ha gustado, comparte.

3 Responses to Que envidia me dan los listos

  1. Nas 14 octubre, 2015 at 17:28 #

    Apuesto que la raíz de tu inspiración para escribir estos párrafos, ha sido de Willy xD…no me cabe duda alguna!!!

    • Jordi Aymar 15 octubre, 2015 at 0:31 #

      jajajajaja no me hagan hablar…!