Top Superior

6 recursos gratuitos que te harán facturar más

6 recursos facturar mas

¿No te lo crees verdad? ¿Qué patraña me vas a contar ahora Jordi? Seguro que es el típico titular llamativo para que clique y lea el post. Pues sí, esa es la intención, pero la información que te traigo también es valiosa por obvia que parezca en alguno de los casos. Os traigo seis recursos que no os costarán más que tiempo y dedicación en el peor de los casos y que de buen seguro aumentarán el volumen de negocio de vuestra empresa. No son grandes trucos, o aplicaciones informáticas mágicas que pondrán vuestras cuentas a crecer, sino consejos que en algunos casos parecen olvidados a tenor de lo que encuentro cada día en el mundo empresarial.

Sin más dilación, ahí van:

1. La sonrisa. ¿No te ocurre que llegas a un establecimiento, un restaurante, un hotel (a mi me ocurre en la recepción de mi gimnasio a diario) y tienes que dar tú los buenos días en vez de ser bien recibido como cliente con una sonrisa de oreja a oreja? Ser educado es gratis, aunque a veces no lo parezca. ¿Se debería obligar a los empleados a saludar, a sonreír, a dar los buenos días y las gracias al salir? Por supuesto. Creo que es la base del civismo, pero ya que parece que cuesta, se debe obligar por contrato prácticamente. La educación básica es algo que debería requerirse en cualquier trabajo de cara al público y parece que cada vez está más en desuso. ¿Se debe fingir una sonrisa con tal de satisfacer a los clientes aunque por dentro el sentimiento sea el contrario? Claro que sí. Cualquier empleado puede tener algún problema personal o un día malo, pero el trabajo es el trabajo y debe dar el 100% de si mismo siempre sin que otros factores le obstaculicen. Saluda y sonríe con ganas a tus clientes, ¡vamos! Los empleados que así lo hagan empezarán a sentirse mucho mejor. ¿No lo crees? No dejes de ver esta charla TED, más que interesante:

Amy Cuddy: El lenguaje corporal moldea nuestra identidad.

2. Empatía. Yo soy un apasionado del marketing y padezco muchos defectos profesionales. Entre ellos investigar (y curiosear) cómo responden a las quejas de clientes las distintas compañías a través de Internet. No solo a las quejas, también los comentarios positivos. Leo en Tripadvisor, Trustpilot o Ekomi, cientos de opiniones y críticas sobre distintas webs, productos o servicios y son muy pocos los casos en los que siento que hay alguien al otro lado. El 99% de los comentarios de cualquier establecimiento en TripAdvisor está sin responder y cae en el olvido. ¿Un cliente ha gastado su tiempo en comentar sobre tu producto y no le respondes? A mi me parece una falta de empatía total. Algunas empresas solamente responden a las quejas. ¿Y los comentarios positivos? Para mi aún tiene más valor agradecer una buena crítica, pues la tendencia (en nuestro país sobre todo) es escribir y opinar cuando nos enfadamos. Otras compañías entran en batallas dialécticas que no llevan a ningún lado. ¿El cliente tiene siempre la razón? NO. Pero no por ello hay que entrar en conversaciones o discusiones que no llevarán a un final feliz. Si a un cliente le ha parecido que un plato estaba falto de sabor y en el restaurante piensan que estaba perfecto, ¿hay alguna forma de entenderse? Nunca entrando en una discusión. Lo único que hay que hacer es empatizar con el cliente, entender el porqué, hacer que se sienta comprendido y tratar de ofrecerle una solución, alternativa o disculpa. ¡Ah! Todo esto es gratis, puede llevar algo de tiempo este tipo de atención, pero no cuesta un duro (o céntimo, para la generación euro).

3. Formación continua. A mi me encanta estar actualizado, sobre todo lo que pueda saber, ojalá los días fueran más largos y pudiera dedicar varias horas al día a seguir formándome. Desgraciadamente esto no es así y trato de repartir mi tiempo lo mejor posible. Hoy en día tenemos la suerte de que Internet está en su máximo esplendor y que toda la formación posible está al alcance de un solo clic. Existen miles de cursos gratuitos con los que formarse y permanecer actualizado en cuanto a conocimientos, cientos de canales de YouTube para aprender desde programar en Python hasta tocar canciones de Nicky Jam con flauta dulce. Si estás dispuesto a pagar encontrarás mejores recursos, pero gratis siempre vas a tener mucha información disponible. Cuanto más formados y actualizados estén tus empleados, mejor rendimiento van a ofrecer en tu empresa. Esto es de cajón. Te dejo algunas páginas donde encontrarás mucho material interesante (mucho de este material, completamente gratis).

4. Estrategia de precios. Modificar la estrategia de precios de tu empresa no es que sea gratuito, es que precisamente es lo contrario, y aquí no sé que palabra utilizar. Un problema que se encuentran muchas empresas es que su estrategia de precios no está adecuada a su producto y a su cliente. En este punto podría enrollarme un buen rato, pero prefiero daros un enlace y que comprobéis vosotros mismos de qué hablo. En este completo post encontraréis 46 estrategias de precios que os ayudarán a facturar más. De nada.

5. Destacar tus virtudes. Ocurre en muchas ocasiones que tienes un gran servicio o producto, y que sí, que funciona y se vende, pero ¿sabes por qué? ¿Qué tiene tu producto que es el elegido por los clientes? ¿Qué ofreces a tus clientes que te hace especial? Seguramente tengas algo que destacar, algo que te hace distinto a tu competencia o algo por lo que se te reconoce… ¿Lo comunicas? Destaca tus virtudes, en el eslogan, en tus campañas de publicidad, en un jingle en la radio. Dónde sea, pero destácalo, porque tus clientes te compran por eso que te hace diferente, tus potenciales clientes pueden hacerlo también. (Gratis de nuevo).

6. Céntrate. ¿A qué dedicas tu presupuesto publicitario? ¿Te focalizas en tu público objetivo o por el contrario tratas de matar pájaros a cañonazos? Parece una pregunta de fácil respuesta, pero cada día veo como cientos de empresas desperdician muchísimo dinero en campañas de marketing que no están bien segmentadas. Y no hablo solo del marketing online, en offline también se puede segmentar, y aunque medir no sea tan sencillo (y muchas veces imposible) también hay mucho por hacer. Ahora en Internet con la publicidad en búsqueda cada vez más avanzada, el remarketing y la publicidad RTB ya no hay excusa. Os recomiendo echéis un vistazo a cómo trabajan empresas como Criteo o Adroll. Reorientar tu estrategia publicitaria y segmentar y enfocarte hacia quien realmente va a comprar solo te costará conocer las posibilidades existentes.

Sinceramente, ¿aprovechas estos seis recursos gratuitos? Seguramente no estés en todo y este es el momento de ponerte las pilas, coger recorte de este post y comenzar a engrosar tu cuenta de ganancias.

Si te ha gustado, comparte.

Comentarios cerrados